jueves, 23 de agosto de 2012

Salud y Medioambiente



Cuidando la Salud de nuestro Medioambiente estamos cuidando y protegiendo de manera directa y eficaz, nuestra propia SALUD.

La salud humana está estrechamente relacionada con el medio ambiente que nos rodea. Por poner tres ejemplos, cada uno de nosotros respiramos el aire que nos rodea, ingerimos todo tipo de sustancias junto con nuestros alimentos o sufrimos el ruido de las ciudades.

Pero esta relación es muy compleja. Es muy difícil identificar con claridad las relaciones causa / efecto entre los factores ambientales y las enfermedades, y para ello se requiere la participación de especialistas en las más diversas áreas de conocimiento.

Sólo acometiendo un esfuerzo conjunto se puede descubrir más sobre esta compleja relación y ayudar a definir las prioridades para nuestra salud.

Aun así, existen áreas en que se conoce bien la relación de los efectos ambientales sobre la salud humana. En cualquier caso, en la mayoría de las ocasiones se impone la utilización del principio de precaución: más vale prevenir.

El medio ambiente produce influencias en la salud de las personas de muchas maneras - a través de la exposición a factores de riesgo físicos, químicos y biológicos y por medio de los cambios relacionados con la conducta en respuesta a dichos factores. Según la OMS, trece millones de muertes cada año se producen por causas ambientales EVITABLES. Si se previene el riesgo ambiental, se podrían salvar hasta cuatro millones de personas al año, solamente en niños, en su mayor parte en países en vías de desarrollo.





Salud y Cambio Climático

El cambio climático afectará muy adversamente por diversos mecanismos a algunos de los determinantes más importantes de la salud, como son los alimentos, el aire y el agua.

El calentamiento del planeta será gradual, pero la creciente frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos, como tormentas torrenciales, olas de calor, sequías e inundaciones, se manifestarán de manera abrupta y las consecuencias se percibirán de forma aguda. Las amenazas más inminentes y graves son las que se ciernen sobre los países en desarrollo, con las consiguientes dificultades para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y para garantizar la equidad sanitaria. Así pues, es fundamental articular una respuesta clara a fin de proteger la salud humana y situarla en el centro del debate sobre el clima.

Detrás del acto tan cotidiano e importante como es el comer (al menos, para quienes podemos comer a diario)- se esconden algunas actividades con una gran repercusión sobre nuestra salud y la del planeta. 

La agricultura ha dado un enorme vuelco en pocos años. De explotaciones agrarias diversas e integradas en los distintos ecosistemas, que aprovechaban los recursos de la naturaleza sin apenas degradarlos, hemos pasado a un modelo agrícola industrial que genera grandes impactos ambientales, envenena la tierra y supone un grave riesgo para nuestra salud. Además, esta agricultura industrializada arruina y margina a millones de personas que dejan de ser autosuficientes en su alimentación, al tiempo que concentra las riquezas y el control de la producción de alimentos en unas cuantas multinacionales.

La contaminación ambiental con químicos industriales y agrícolas tales como los metales pesados, los organoclorados y los radionucleótidos pueden comprometer el estado nutricional y de salud de las personas ya sea directamente o a través de cambios en la dieta.

Los herbicidas y los pesticidas eliminan de los agro-ecosistemas fuentes de alimentos no cultivados; otros químicos pueden hacerlos no aptos para el consumo. Los contaminantes orgánicos persistentes (COPS) transportados en la atmósfera pueden tener efectos adversos sobre los sistemas de alimentación tradicionales que se localizan bastante lejos de los principales sitios de uso de pesticidas.

Los seres vivos no podemos destruir o expulsar eficientemente estas sustancias tóxicas, que se acumulan en diferentes tejidos, produciéndose lo que se conoce como bioconcentración.

La bioconcentración es un proceso que se amplifica a través de la cadena de alimentación (bioamplificación), o sea los organismos mayores que se encuentran en la parte superior de las cadenas tróficas registran altos niveles de concentración de sustancias químicas y también son las que manifiestan los mayores efectos.


Evolución de la población Mundial


* Siglo 16 al 17 de 400 millones a 500 millones;

* Siglo 17 al 18 de 500 millones a 950 millones;

* Siglo 18 al 19 de 950 millones a 2,800 millones;


En el Siglo 20


1.960 - 3.000 millones;

1.974 - 4.000 millones;

1.987 - 5.000 millones;

1.999 - 6.000 millones;


Proyecciones

Del 2010 al 2020: 7,000 a 8,000 millones;


Problemas Futuros

• Si el tamaño de la población mundial sigue su tendencia actual, llegando a los 9075 millones de habitantes en el 2050 (NNUU), es altamente probable que proliferen los problemas políticos derivados de las necesidades de la mayor cantidad de personas que requerirá alimentos, agravando la inequidad existente.

• La escasez de agua y petróleo, el alza en los precios de los alimentos básicos y los crecientes movimientos migratorios causan ya conflictos que amenazan con intensificarse en el futuro próximo.

Tengamos en cuenta que HOY, más de 5.000.000 de niños menores de 14 años mueren cada año de enfermedades relacionadas a condiciones ambientales, principalmente en el mundo en desarrollo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el campo de la salud ambiental engloba todos los aspectos de la salud que son afectados por factores ambientales. Su objetivo es evaluar, corregir, controlar y prevenir cualquier factor ambiental capaz de afectar adversamente la calidad de vida de las comunidades actuales y futuras.


¿Qué importancia tienen los efectos del Cambio Climático sobre la Salud?


Atribuibles a factores ambientales:

* 24% de la carga de morbilidad mundial;

* 23% de la mortalidad global;

• Los factores de riesgo ambiental influyen en 85 de los 102 tipos de enfermedades del Informe Mundial de la Salud (2004);

• Mortalidad atribuible a factores ambientales en un 25% en países en vías de desarrollo y el 17% en países industrializados.

El calentamiento del sistema climático es inequívoco, como es ahora evidente de las observaciones globales: el aumento de la temperatura del aire y el océano, el derretimiento de nieve y hielo, y el aumento del nivel medio del mar.

La salud de las poblaciones humanas depende en gran medida de la existencia de agua potable, alimentos suficientes, vivienda segura y buenas condiciones sociales, factores que probablemente se vean afectados por el cambio climático.

Se considera que el cambio climático contribuye actualmente a la carga global de enfermedades y de muertes prematuras a nivel mundial.

Para apreciar el cambio ambiental global y el tipo de influencia en la salud humana se requiere una nueva perspectiva concentrada en los ecosistemas y en el reconocimiento de que el fundamento de una buena salud de las poblaciones en el largo plazo depende en gran parte de que los sistemas que mantienen la vida en la biosfera conserven su estabilidad y buen funcionamiento.

A pesar que la salud ambiental ha avanzado mucho en materia de la comprensión interdisciplinaria e integrada de las interrelaciones entre la complejidad ecosistémica y la complejidad social, aún resta avanzar en el diálogo y la toma de decisiones intersectoriales.

Los retos ante los cambios ambientales, demográficos y sociales implican un llamado urgente hacia la prevención, proporcionando un mejor balance entre el enfoque curativo y las medidas reactivas actuales.

El Mundo vive hoy un incremento desmesurado de enfermedades tales como: 

Respiratorias crónicas como el asma y las alergias (provocados en gran medida por la contaminación del aire); 


Cáncer de piel (directamente relacionado con las radiaciones ultravioletas); 


Vulneración de los sistemas inmunológicos, la alteración de los procesos endocrinos, los trastornos neurotóxicos y el cáncer (estrecha y peligrosamente vinculados al uso y abuso de plaguicidas, y a la manipulación genética en casi la totalidad de los alimentos que abastecen al MUNDO entero); 


Los trastornos neurológicos de desarrollo (directamente vinculados al consumo de metales pesados, los POP (Persistant Organic Polutants, contaminantes orgánicos persistentes) como, por ejemplo, las dioxinas, los PCB y los plaguicidas), para citar solo algunos ejemplos.

Estos datos nos dan un claro e irrefutable ejemplo del estrecho y delicado vínculo que existe entre el deterioro del medioambiente y la salud. Nuestra dependencia absoluta del medio ambiente nos hace vulnerables a los grandes cambios ambientales, como el cambio climático.




“Esto sabemos, todo esta conectado como la sangre que une a una familia.
Lo que acaece a la tierra, acaece a los hijos e hijas de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida; es una mera hebra de la misma. Lo que le haga a la trama, se lo hace a si mismo”.

Ted Perry

Es fundamental introducir una nueva cultura de pertenencia, y sustituir al individualismo, que ha hecho a la sociedad industrial, y que se centra en obtener un beneficio propio, sin atender ni en lo más mínimo a las necesidades comunitarias, ni a las del medio donde se desarrollan, y sin el cual no sería posible la vida.

Como siempre les decimos en el sitio, el primer paso, y el más fundamental antes de exigir cambios y medidas a los gobiernos y a las corporaciones, es el del cambio dentro de nuestro ámbito de acción más cercano. Es en nosotros mismos, en nuestros hogares, lugares de trabajo y en nuestros corazones donde debe comenzar a gestarse el verdadero cambio de paradigma, de acción, de conducta y de pensamiento.

Si reducimos lo que consumimos o usamos, si reutilizamos las cosas y eliminamos todo lo de usar y tirar, si reparamos las cosas que se estropean, si reflexionamos sobre lo necesario y lo superfluo y si nos planteamos reeducarnos en el consumo de agua, energía y papel, si somos responsables a la hora de comprar o utilizar servicios, es posible reconducir esta alarmante situación.

Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una forma directa. Un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas es una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.

Si reorientamos nuestras necesidades y nos damos cuenta de lo poco que necesitamos para ser felices y amigables con nuestro PLANETA, podemos dar el verdadero salto hacia una consciencia real y acorde con las verdaderas necesidades ambientales, sociales y económicas de nuestro presente y así lograremos implantar el “Desarrollo Sostenible” que asegure a las generaciones futuras la posibilidad de desarrollarse en un MUNDO sano, limpio y Justo.


El verdadero cambio comienza primero en nuestros corazones, en nosotros mismos.

No esperes a que el otro cambie.


Pensá.
Reflexioná.
Tomá Consciencia.

Y Jamás te Olvides Que,

¡¡¡ENTRE TODOS, PODEMOS!!!

AYUDAME/AYUDATE/AYUDALOS


consciencia-global.blogspot.com


Fuente Editorial:
http://www.ecodes.org/
http://www.wma.net
http://www.facmed.unam.mx

Fuente Imágenes:
http://www.blogdemedioambiente.com
http://fernandoberdugo.blogspot.com.ar/2011_06_01_archive.html

Consciencia-Globlal te recomienda:


* La Nación Universal
http://www.theuniversalnation.net
(The Omar Nahúm Site)
It Is Time To Be ONE

* www.zeitgeistmovie.com


¿Te gustó lo que leíste?
¿Querés saber más?
¿Querés participar?

Dejanos tu opinión personal al final de la nota.

Si queres ser parte de ésta Generación;
Si sentis la necesidad de hacer algo por el futuro;
Si queres despertar y abrirte hacia el cambio que el PLANETA necesita;
Si querés ayudarnos, ayudarte y ayudar a otros;
Si queres denunciar incumplimientos de todo tipo que afecten al planeta o contaminen;
Si queres mandarnos notas, sugerencias, denuncias, fotos y, contribuir para Generar Consciencia;
Si queres pertenecer a lista de e-mails y recibir más información y data, mandanos un correo electrónico a:

bastadevueltas@hotmail.com

Y Jamás Te Olvides Que,

¡¡¡ENTRE TODOS, PODEMOS!!!
AYUDAME/AYUDATE/AYUDALOS

Saludos Cordiales

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EXCELENTE INFORME

Anónimo dijo...

Es increible lo fragil de eta relación. Tenemos que despertarnos y entender lo que dice ted perry... lo que le hacemos a la tierra, nos lo hacemos a nosotros mismos.

Pensemos en eso cada vez que cometamos algun acto que ataque la salud del planeta