domingo, 24 de febrero de 2013

La Gran Isla de Plástico del Pacífico. El Continente creado por el Hombre.


El 'Séptimo Continente' fue descubierto en 1997 por el navegante británico Charles Moore. Es una isla de cuatro millones de toneladas de basura flotante –el 80% es plástico procedente de tierra– situada entre California y Hawai. Los expertos calculan que tiene una superficie de 1,5 millones de kilómetros cuadrados. Tres veces la superficie de España. Y este 'fenómeno' artificial ha sido posible porque es un punto de concentración de corrientes oceánicas. Desde su descubrimiento se han realizado numerosas expediciones rumbo al llamado 'Séptimo continente' o 'sopa tóxica' aunque sin éxito.

La Sopa de plástico, también conocida como Sopa de basura, Sopa tóxica, Gran mancha de basura del Pacífico, Gran zona de basura del Pacífico, Remolino de basura del Pacífico y otros nombres similares, esta localizada entre las coordenadas 135° a 155°O y 35° a 42°N. 

Este basurero oceánico se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y otros desechos que han sido atrapados por las corrientes del giro del Pacífico Norte (formado por un vórtice de corrientes oceánicas). A pesar de su tamaño y densidad, el lote de basura oceánico es difícilmente visible mediante fotografías satelitales y no es posible localizarlo con radares.

Se ha estimado que el 80% de la basura proviene de zonas terrestres y el 20% de barcos del océano. Las corrientes portan desechos desde la costa oeste de Norteamérica hacia el vórtice en unos 5 años, y los desechos de las costas este de Asia en un año o menos. 

Retirar los desechos de plástico de los espacios marinos implicaría un coste elevadísimo porque se trabaja con toneladas de material tóxico y se requiere tecnología de punta, embarcaciones y tripulación especializada. 

Como la “Isla Tóxica” se encuentra flotando en aguas internacionales nadie asume la autoría de los vertidos y no existe gobierno que se haga responsable.






Algunas Consecuencias contra la Naturaleza

Las bolsas, redes de pesca, sogas, conos de tránsito, encendedores, botellas y tapitas, neumáticos, globos, cepillos de dientes y muchos otros etcéteras son el mal menos dañino de un problema mucho más profundo.

 Ninguno de los elementos que forman la gran mancha es biodegradable. Sin embargo, sí se desintegran por la acción de la luz solar y la erosión del viento y las olas, deviniendo de esta manera en infinitas micropartículas de plástico que invaden los océanos. Como para dar una idea de lo que esto significa, estudios de Greenpeace prueban que una sola botella de plástico puede desintegrarse en tantos pedacitos como para que sea posible poner uno de ellos en cada milla de playa de todo el mundo.

Los plásticos, a su vez, no sólo son tóxicos por sí mismos, sino que también poseen la propiedad de absorber los químicos más peligrosos que existen en el mundo marino. Así, Moore asegura que “pequeños fragmentos de plástico llegan a concentrar poderosos contaminantes orgánicos alcanzando a ser incluso un millón de veces su nivel normal en agua marina”.




Algunas Consecuencias contra la Vida Marina

Una de las consecuencias más aterradoras de todo este proceso es que los animales y microorganismos no poseen la facultad de reconocer estos restos como para distinguirlos de su habitual comida. Como resultado, no sólo los ingieren sino que también alimentan a sus crías con ellos. Y con los tóxicos propios del plástico vienen todos los otros que se adhieren a él. 

Como para aportar algunos datos:

Se estima que más de un millón de pájaros marinos y 100.000 mamíferos y tortugas marinas mueren cada año por la ingesta de plástico. Son asesinadas.

Para el 2009 el número de piezas de plástico en el Océano Pacífico se había triplicado, mientras se esperaba que fuera nuevamente duplicado en los próximos 6 años (de los cuales ya pasaron 3).

Solamente en el mar del norte, descansan 600.000 toneladas de plástico sobre el fondo marino

Se encontró una tortuga muerta en hawaii con más de 1000 pedacitos de plástico en su estómago e intestinos.

Los estudios demostraron que esta presencia plástica afecta a 267 especies.

Hay especies que pueden continuar desarrollándose en los micro hábitats similares a basura de naufragio flotante, pero no se han encontrado especies que prosperen en la gran mancha de basura del pacífico.

Otra de las consecuencias de la existencia de plásticos marinos es que los mismos hacen las veces de portaviones de pasajeros para todo tipo de fauna que encuentra un nuevo sitio sobre el cual adherirse y desarrollar sus ciclos vitales. Así, muchas de estas especies terminan transportándose mucho más de lo que lo harían si no contaran con ellos, invadiendo hábitats y ecosistemas totalmente ajenos a ellos que terminan por colonizar,  generándose, como si todo lo otro hubiese sido poco, un desequilibrio ambiental extra.





Millones de toneladas de plástico son producidas cada año y el 10% de ese volumen termina en los océanos. Una parte (70%) va directo hacia el fondo pero el resto queda flotando a merced de las corrientes. Cuando los restos llegan al Pacífico, muchos de ellos terminan entrando en el giro del Pacífico Norte y sumándose así a la isla de plástico.

Pero la Gran mancha del Pacífico no es la única. Hay 5 giros oceánicos en el mundo y ya se han encontrado grandes concentraciones de plástico en otros sitios, como por ejemplo en el Mar de los Sargasos, parte del giro del Atlántico Norte.






Debemos Saber…

Anualmente, circulan en todo el mundo entre 500 mil millones y un billón de estos objetos.

De la cantidad de petróleo que se extrae en todo el mundo, el 5% se utiliza para la industria del plástico

Tenemos que tener muy en cuenta que, hacer una bolsa de plástico, demora tan solo unos segundos. Luego se usa una o dos veces durante una semana y se tira.
Por último, su desintegración promedia entre los 150 y los 500 años.

¡¡¡Ese es un mal negocio para TODOS nosotros amigos míos!!!

Menos del 1% de las bolsas se recicla. Es mas costoso reciclar una bolsa plástica que producir una nueva.

Existe una economía áspera detrás del reciclaje de las bolsas plásticas. Procesar y reciclar una tonelada de bolsas plásticas cuesta USD 4000.
La misma cantidad se vende en el mercado de materias primas a USD 32.


Aquí van algunos datos de interés general:

* Alrededor de 500 mil millones de bolsas de plástico se consumen cada año.-
* Menos del 1% de las bolsas son recicladas - Cuesta más dinero producir una bolsa que reciclarla (4 mil USD contra 32 USD).

* Se tiran al océano 8 mil millones de toneladas anualmente, las cuales van hacia los ríos, lagos y mares.

* Las bolsas de plástico tapan las cañerías, coladeras y alcantarillas.

* Se han encontrado bolsas plásticas en el círculo ártico.

* Las bolsas de plástico representan el 10% de los desechos en las costas.

* Al degradarse se convierten en pequeños petro-polímeros sumamente tóxicos.

*Estas partículas entran a la cadena alimenticia con consecuencias catastróficas.

* Alrededor de 200 especies marinas mueren a consecuencia de las bolsas de plástico.
Dichas especies mueren cuando ingieren las bolsas que confunden con alimento.

Cada vez que usamos una nueva bolsa de plástico, los grandes empresarios del MUNDO van y consiguen más petróleo del Medio Oriente y lo traen en tanques”, dijo Stephanie Barger, directora ejecutiva de la Fundación de Recursos de la Tierra (Earth Resource Foundation) de California.

“Estamos extrayendo recursos de la tierra y destruyéndola para usar durante 10 minutos una bolsa de plástico”.







Mientras leemos esto, la llamada 'sopa de plástico' del Pacífico sigue creciendo. Supera ya los cien millones de toneladas y se desplaza impulsada por las corrientes oceánicas. Se calcula que su extensión triplica a la de España y, según Charles Moore, el oceanógrafo que descubrió esta acumulación de basura flotante, supone el 2,5% del material plástico fabricado en el mundo en 1950.

El principal inconveniente de la "isla artificial" no es su antiestética presencia, sino su impacto sobre el medio natural, que padece las consecuencias de la mala gestión de nuestros residuos. Precisamente eso es lo que ha querido plasmar el fotógrafo estadounidense Chris Jordan. 

Desde el año 2009, desarrolla junto a otros artistas el proyecto  Midway Journey con el que intentan documentar la degradación de las costas de las Islas Midway. Este pequeño atolón situado en medio del Océano Pacífico, está deshabitado por el ser humano. Sin embargo, las diferentes aves que viven allí, se están intoxicando constantemente al consumir las pequeñas partículas de plástico  que encuentran en la arena de la costa.


¿Y qué es Midway? Un atolón de tres pequeñas islas cerca de Hawaii que ha sido la reserva de albatros más grande del planeta. Pero también se ha convertido en el mayor basurero del Pacifico. Miles de toneladas de plástico terminan en Midway debido a las corrientes y al cambio climático, convirtiéndose en parte de la alimentación del albatros y causa principal de su muerte.

Al ver el trabajo de Jordan en Midway, uno no puede dejar de pensar en que son montajes de ciencia ficción y solo después de un rato entiendes que el albatros nunca digiere el plástico. Una vez muerto su cuerpo se descompone y aparece el plástico.


¿Qué Podemos Hacer?

El camino a seguir es el de incorporar a nuestra vida “El Consumo Responsable”.

Este estilo de vida moderno y "progresista" trae aparejado un crecimiento exponencial y sostenido de la población urbana que no cesa de crecer. Prueba de ello son los signos expresos de tensión ambiental que muestran las ciudades hoy en día en todo el mundo.

Si usamos una bolsa de tela, podemos ahorrar 6 bolsas por semana;

Es decir, 24 bolsas al mes;

288 bolsas al año;

22.176 bolsas durante una vida promedio.

Si solo 1 de cada 5 personas hiciera esto, ahorraríamos 1.330.560.000.000 de bolsas durante nuestras vidas.






 Reduciendo el uso de las bolsas plásticas no solo se disminuirán considerablemente los niveles de contaminación ambiental, sino que también, al reducir su utilización y desecho, se disminuirá el consumo de petróleo, recurso no renovable que tantas guerras, muertes y derramamientos de sangre provoca año tras año en nuestro Planeta.







Stop the Invasion

El océano es un indicador del impacto de nuestros modos de vida sobre el medio ambiente: cada segundo, se arrojan 206 kilos de residuos a nuestros océanos. La mayor parte nunca se degradará totalmente y solo una pequeña proporción de estos residuos se podrá retirar del medio.

Para combatir los residuos acuáticos, es preciso disminuir la producción de basura e impedir que acabe en nuestros océanos.

"Ocean Initiatives" persigue este objetivo, por medio de la concienciación individual y colectiva, sobre la necesidad y los medios para luchar contra este tipo de contaminación.


Reduzcamos nuestra huella de plástico en el Mar.

Unite a la campaña de SurfRider Europe y Organiza tu propia limpieza de playa.








La existencia de una isla de plástico flotando en nuestro océano pacífico, con una superficie de más de 1.5 millón de kilómetros cuadrados, debería ser la señal de alarma para todas nuestras conciencias del resultado de nuestro estilo de vida individualista, consumista y despreocupado.

Este nuevo “continente plástico” es el resultado de nuestros hábitos más arraigados y debería ser la señal que todos necesitamos para decir BASTA. No podemos permitir que esta sopa tóxica siga creciendo. Debemos entender que su crecimiento dependerá solo de nosotros, de cada uno de nosotros y de las decisiones que tomemos día a día a partir de hoy.

Como ya les conté más arriba, y como siempre les digo, los gobiernos del mundo no piensan hacer absolutamente NADA al respecto. Se echan culpas mutuamente y al estar en aguas internacionales nadie se hace cargo. Pero esto no es una novedad, al menos para mí, ya que siempre es la misma historia. Nosotros somos el camino del cambio, cada uno de nosotros, desde nuestro espacio más íntimo tenemos la llave para modificar esta realidad.

Vivimos en una sociedad que favorece el consumismo. Nos hemos convertido en la generación de usar y tirar. La publicidad nos bombardea con anuncios cuyo objetivo no es nuestro bienestar, sino hacernos engranajes de un sistema que reduce a las personas al papel de meros consumidores sumisos. 

Este modelo económico de producción y consumo tiende cada vez más a su agotamiento. Es impensable hacer frente a los problemas ecológicos y sociales que nos afectan sin detener la complicada maquinaria y estructura que los producen: el neoliberalismo.

Como consumidores, último eslabón del sistema económico, tenemos una responsabilidad, pero también tenemos un poder. El PODER de decidir qué comprar.

Si reducimos lo que consumimos o usamos, si reutilizamos las cosas y eliminamos todo lo de usar y tirar, si reparamos las cosas que se estropean, si reflexionamos sobre lo necesario y lo superfluo y si nos planteamos reeducarnos en el consumo de agua, energía y papel, si somos responsables a la hora de comprar o utilizar servicios, es posible reconducir esta alarmante situación.

Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una forma directa. Un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas es una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.

Si reorientamos nuestras necesidades y nos damos cuenta de lo poco que necesitamos para ser felices y amigables con nuestro PLANETA, podemos dar el verdadero salto hacia una consciencia real y acorde con las verdaderas necesidades ambientales, sociales y económicas de nuestro presente y así lograremos, entre otras cosas, detener el crecimiento de la Isla de Plástico y nuestra huella en los océanos para asegurar a las generaciones futuras la posibilidad de desarrollarse en un MUNDO sano, limpio y Justo.


El verdadero cambio comienza primero en nuestros corazones, en nosotros mismos.

No esperes a que el otro cambie.



TODOS somos de la TIERRA.
TODOS somos de la misma familia.
Es nuestra RESPONSABILIDAD y nuestro DEBER cuidar TODA la VIDA en la Tierra.

Es Tiempo de vivir en armonía con nuestro Planeta.

Se parte del cambio que necesita la Vida en este Mundo.


Comenzó una NUEVA ERA.

Es el TIEMPO de la UNIÓN.
Es el TIEMPO del CAMBIO.
Es el TIEMPO de la CONSCIENCIA GLOBAL.
Es el TIEMPO de la ACCIÓN.

Es TIEMPO de Ser UNO.

Y Jamás Te Olvides Que,

¡¡¡ENTRE TODOS, PODEMOS!!!
AYUDAME/AYUDATE/AYUDALOS


http://consciencia-global.blogspot.com

Fuente Editorial:



Fuente imágenes:



Consciencia-Globlal te recomienda:

* La Nación Universal
http://www.theuniversalnation.net
(The Omar Nahúm Site)
It Is Time To Be ONE

www.zeitgeistmovie.com


¿Te gustó lo que leíste?
¿Querés saber más?
¿Querés participar?


Dejanos tu opinión personal al final de la nota.

Si queres ser parte de ésta Generación,
Si sentis la necesidad de hacer algo por el futuro
Si ves que nadie se hace cargo de la realidad
Si querés ayudarnos
Si queres denunciar incumplimientos de todo tipo que afecten al planeta o contaminen,
Si queres mandarnos notas, sugerencias, denuncias, fotos, y contribuir para generar Consciencia,
Si queres pertenecer a lista de e-mails y recibir más información y data, mandanos un mail a con tus datos a:

bastadevueltas@hotmail.com

Y Jamás Te Olvides Que,

¡¡¡ENTRE TODOS, PODEMOS!!!
AYUDAME/AYUDATE/AYUDALOS


Saludos Cordiales

http://consciencia-global.blogspot.com/


10 comentarios:

Anónimo dijo...

guauu, esto es increible. Algo habia escuchado al respecto hace un tiempo pero la verdad es que no me imaginaba esto. TRES veces la superficie de españa!!! Increible

Anónimo dijo...

Todo esta conectado como la sangre que une a una familia.
Lo que acaece a la tierra, acaece a los hijos e hijas de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida; es una mera hebra de la misma. Lo que le haga a la trama, se lo hace a si mismo.
Ted Perry

Mirela R. R. dijo...

Increíble! Cierto es que lo único que puede destruirnos somos nosotros mismos

Me gusta mucho tu blog, se echan en falta más como el tuyo!

Anónimo dijo...

Hola. yo tengo la solución a éste problema de las islas de plástico, solución para eliminarlo y convertirlo en dolares.

Anónimo dijo...

wow this is incredible, thank you for the document, this very good one,
and for I finish we make something to save our planet... LET US DON'T DESTROY OUR OWN HOUSE...

Anónimo dijo...

aquele terrível o que o mesmo homem faz com o planeta dele, nós estamos nos destruindo nós mesmos... Paco, Rio de Janeiro

Anónimo dijo...

el daño esta hecho pero llego el momento de declararle la guerra a todo tipo de plasticos, a menos que estos sean Biodgradables.

Neardental dijo...

Excelente articulo, me ha cambiado mi forma de pensar.

Sofia Rosete dijo...

Esperemos cada vez más personas se unan y hagan el cambio. Estamos haciendo una campaña contra el plástico en las playas de Tijuana y Rosarito, me interesa mucho poder utilizar esta información para mantener al tanto a todas aquellas personas que se quieran sumar al movimiento; Habría algún problema con ello? Espero su respuesta. Excelente artículo.

Consciencia Global dijo...

Hola Sofía, te felicito por tu trabajo y por supuesto, puedes utilizar libremente el artículo para difundir esta realidad y ayudar a la toma de consciencia colectiva. Saludos