domingo, 20 de octubre de 2013

Coltan. Congo. Negocio. Consumo. Muerte


El Coltan es un mineral imprescindible para la industria de los aparatos eléctricos, las centrales atómicas y los teléfonos móviles; un “oro gris” que podría traer prosperidad a los congoleños. Sin embargo, guerrillas locales y empresas multinacionales se disputan su explotación sin importarles el coste humano.

De color azul metálico, “coltan” es una palabra formada por la abreviatura de columbita-tantalita, un valiosísimo mineral del que se extrae el tantalio, un componente que presenta una gran resistencia al calor así como extraordinarias propiedades eléctricas. 

La República Democrática del Congo posee cerca del 80% de las reservas mundiales estimadas. Según informes de agencias internacionales, la exportación de coltan ha financiado a varios bandos de la llamada Segunda Guerra del Congo, un conflicto con un balance de más de cuatro millones de muertos. 

Ruanda y Uganda exportan coltan robado en el Congo a diversos países, donde se utiliza en la fabricación de elementos de alta tecnología imprescindibles para teléfonos móviles, reproductores de DVD, consolas de videojuegos, ordenadores personales, estaciones espaciales, naves tripuladas que se lanzan al espacio y armas teledirigidas.

La columbita y, sobre todo, el tantalio están considerados metales altamente estratégicos. Por ello se entiende que exista en el Congo una guerra desde 1998, que sus vecinos, Ruanda y Uganda, ocuparan militarmente parte del territorio congoleño y que hayan muerto millones de personas. No hace falta tener muchos conocimientos de derecho internacional para afirmar que esta guerra constituye la mayor injusticia, a escala planetaria, que se está cometiendo contra un Estado soberano.

 La historia nos ha deparado muchos ejemplos de asalto y hasta de ocupación militar de un país independiente, pero lo que no se había hecho desde la invasión de países europeos por la Alemania de Hitler, era la ocupación pura y dura de un territorio con el fin de aniquilar a sus ciudadanos y explotar sus recursos minerales, que es lo que esta pasando en este preciso momento en territorio africano y que lleva mas de 15 años ejecutándose.

Según las naciones unidas, el ejército Patriótico Ruandés ha montado una estructura para supervisar la actividad minera en Congo y facilitar los contactos con los empresarios y clientes occidentales. Traslada en camiones el mineral a Ruanda donde es tratado antes de ser exportado.

 Los últimos destinatarios son Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica y Kazajistán. La Sociedad Minera de los Grandes Lagos tiene el monopolio en el sector y financia al movimiento rebelde Reagrupación Congoleña para la Democracia, que cuenta con unos 40.000 soldados, apoyados por Ruanda.





Coltan Maldito

Hace unos años ganaban unos 200.000 dólares al mes (135.000 €) con la venta de los famosos “diamantes de sangre”. Con el coltan ganan más de un millón en el mismo periodo de tiempo. Este negocio internacional está empobreciendo a los ciudadanos de uno de los países más ricos de la Tierra, por lo que el Servicio de Información para la Paz Internacional ha realizado un estudio sobre las vinculaciones de empresas occidentales con el coltan y, por tanto, con la financiación de la guerra en la República Democrática de Congo.

Alcatel, Compaq, Dell, Ericsson, HP, IBM, Lucent, Motorola, Nokia, Siemens y otras compañías punteras utilizan condensadores y componentes que contienen tántalo; también lo hacen las compañías que fabrican estos componentes, como AMD, AVX, Epcos, Hitachi, Intel, Kemet o NEC.

Ellos son, en primera instancia, los culpables de una guerra no por olvidada menos dramática, con el agravante de que se teme que sobre la República Democrática de Congo pese la amenaza de la división en varios estados, lo que facilitaría la explotación de sus recursos. Ya lo denunció en su día Monseñor Christophe Munzihirwa, arzobispo de Bukavu. Y por esas simples declaraciones fue asesinado por el ejército ruandés.

El Centro de Estudio Internacional del Tántalo-Niobio, en Bélgica, ha recomendado a los compradores internacionales que eviten el coltan de la región del Congo por motivos éticos. Las grandes compradoras de este mineral no están interesadas en que los conflictos sociales derivados de la extracción del mineral se hagan públicos en los medios de comunicación. 

Estos últimos, a su vez, se ven condicionados por el temor a perder los importantes ingresos publicitarios.

Lo que hacen las seis plantas procesadoras que hay en el mundo es triturar el coltan y extraer entre otros tantalio y niobio, con el que se hacen condensadores y chips indispensables para los teléfonos celulares, computadores, iPods, mp3, GPS, juegos de consolas, satélites, armas teledirigidas, centrales atómicas y trenes magnéticos de alta velocidad.

Gracias a estos minerales el mundo ha podido ver en los últimos años una reducción del tamaño de estos aparatos, pues el tantalio es un mineral ideal por ser un superconductor a elevadas temperaturas, tiene capacidad para almacenar carga eléctrica temporal y liberarla cuando se necesita, además de ser resistente a la corrosión.


El lado negativo ha sido la violencia que ha desatado su extracción. En África ha sido el combustible de un conflicto multilateral (llamado la guerra mundial de África) en la que han muerto millones de personas, otras tantas han sido desplazadas y se ha producido un desastre ambiental que también involucra a los países vecinos. Las milicias enfrentadas luchan entre sí por el monopolio del coltan y otros minerales en una espiral interminable de violencia.

Tanta ha sido la sangría, que desde hace tres años esta prohibido comprar coltan del Congo. Sin embargo, el mineral sale de contrabando desde países como Ruanda y Uganda, especialmente a Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica y Kazajistán.

Esa es una de las muchas jugadas que los intereses comerciales de grandes países han hecho para mantener sus existencias de este mineral. Por su parte China busca, por medio de sus empresas, apoderarse de la producción de las minas de coltan mediante la compra de los títulos de las minas.







A continuación voy a dejarles un documental desarrollado por la cadena Alemana TG4, que les adentrará en la oscura red de intereses que salvaguardan este comercio sangriento. Podrán conocer a los señores de la guerra que esclavizan a la población local y a los hombres de negocio que, desde Europa, continúan importando coltán indiscriminadamente, a pesar de las advertencias de Naciones Unidas.

"Blood Coltán" muestra cómo las empresas de comunicación occidentales (como Motorola, Nokia, entre otras) son coparticipes junto con China de sostener la situación de guerra en el Congo.

También expone el coste real de nuestra necesidad de estar siempre a la moda en la tecnología. Los teléfonos móviles, consolas de videojuegos, netbooks (mini notebooks), etc conllevan una tarifa oculta de inimaginables consecuencias humanas: secuestro, asesinato y trabajo en la esclavitud.

El progreso es más caro de lo que imaginamos.





El asunto de la actualidad del Coltan y lo que se denomina la Guerra Mundial de África es mucho mas largo y profundo que lo expuesto en esta breve editorial. Queda en ustedes continuar la línea de investigación para ampliar aún más su conocimiento personal sobre este asunto tan urgente y real de nuestra actualidad.

Lo más importante que creo que debemos saber y tener en cuenta a partir de hoy, es que su explotación en África ha estado, y está, ligada a conflictos bélicos para conseguir el control de este material, condiciones de explotación en régimen de semiesclavitud, desastres medioambientales con gravísimas repercusiones en la fauna local de especies protegidas (gorilas, elefantes), e incluso a graves problemas de salud asociados con los arcaicos e infrahumanos métodos de explotación.

El mineral coltán, es el causante de un conflicto bélico que se ha cobrado la vida de cuatro millones de personas desde 1997 y la desaparición de poblaciones de gorilas en la república democrática del Congo.

Han existido y existen aún verdaderas hambrunas en muchas regiones de este país que soporta una deuda externa casi insostenible. Sin embargo, es uno de los países con mayor riqueza, siendo “La cuenca del río Congo”, la segunda selva más importante de la tierra.

Ha sido la guerra que más muertes ha generado desde la segunda guerra mundial, con mil víctimas mortales diarias. Ha generado milicias asesinas, muerte, esclavitud, hambre, división y sumisión. Y todo esto financiado por las más grandes empresas multinacionales para que puedas tener siempre el último teléfono móvil, el televisor más grande, la computadora más linda, y la consciencia absolutamente dormida hermano.







Si nos formamos, educamos e informamos sobre nuestros hábitos de consumo, sobre qué consumimos, cómo, cuándo, cómo está hecho, de quién procede, qué efectos tiene en nuestra salud, etc., podemos modificar radicalmente nuestros hábitos de consumo más arraigados y, a la vez ejercer una fuerte y concreta presión sobre las grandes compañías que manufacturan y nos proveen los productos que consumimos.

Vivimos en una sociedad que favorece el consumismo. Nos hemos convertido en la generación de usar y tirar. La publicidad nos bombardea con anuncios cuyo objetivo no es nuestro bienestar, sino hacernos engranajes de un sistema que reduce a las personas al papel de meros consumidores sumisos.


Como consumidores, último eslabón del sistema económico, tenemos una responsabilidad, pero también tenemos un poder. 

El PODER de decidir qué comprar.

Es hora de darnos cuenta de que el Mundo de hoy esta íntegramente regido por la economía, que a su vez depende de lo que nosotros, ciudadanos del mundo, compramos. Las guerras, los atentados, las muertes, el hambre, las enfermedades, la desigualdad, la falta de agua, y todos los problemas de nuestra actualidad existen porque hay dinero detrás. No hay ideologías políticas, ni religiones, ni banderas, ni creencias de ningún tipo detrás de cada muerte, cada contaminación, cada especie que desaparece. Lo único que hay es DINERO.

Las guerras de Afganistán e Irak, las torres gemelas, el genocidio en el Congo, las alertas globales y falsas sobre epidemias inexistentes y la paranoia generada a través del miedo, por ejemplo, solo esconden una sola y triste verdad... La ambición de unos pocos en detrimento de todo lo demás.

Si reducimos lo que consumimos o usamos, si reutilizamos las cosas y eliminamos todo lo de usar y tirar, si reparamos las cosas que se estropean, si reflexionamos sobre lo necesario y lo superfluo y si nos planteamos reeducarnos en el consumo de agua, energía y papel, si somos responsables a la hora de comprar o utilizar servicios, es posible reconducir esta alarmante situación.

Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una forma directa. Un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas es una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.

Si reorientamos nuestras necesidades y nos damos cuenta de lo poco que necesitamos para ser felices y amigables con nuestro PLANETA, podemos dar el verdadero salto hacia una consciencia real y acorde con las verdaderas necesidades ambientales, sociales y económicas de nuestro presente.

Cada vez que cambies tu teléfono personal, tu televisor o tu computadora entre otras cosas, solo para tener algo más moderno, y a la vez innecesario, estas contribuyendo y siendo parte integral, para que esta masacre injusta continúe sin fin todos los días, cada día.

Ahora ya sabes lo que pasa detrás de algunas de tus decisiones diarias.

¿Qué pensas hacer al respecto?





Sin Conocimiento, No Vivo;
Sin Entendimiento, No Existo
Sin Amor, No SOY.

Todos Somos UNO.


El verdadero cambio comienza primero en nuestros corazones, en nosotros mismos.

No esperes a que el otro cambie.

Pensá.
Reflexioná.
Tomá Consciencia.


Comenzó una NUEVA ERA.

Es el TIEMPO de la UNIÓN.
Es el TIEMPO del CAMBIO.
Es el TIEMPO de la CONSCIENCIA GLOBAL.
Es el TIEMPO de la ACCIÓN.

Es TIEMPO de Ser UNO.

Y Jamás Te Olvides Que,

¡¡¡ENTRE TODOS, PODEMOS!!!
AYUDAME/AYUDATE/AYUDALOS


http://consciencia-global.blogspot.com


Consciencia-Globlal te recomienda:

* La Nación Universal
http://www.theuniversalnation.net
(The Omar Nahúm Site) 
It Is Time To Be ONE

* www.zeitgeistmovie.com


Fuentes:
http://www.consumoresponsable.com
http://www.revistaesposible.org
www.semana.com



¿Te gustó lo que leíste?
¿Querés saber más?
¿Querés participar?



Dejanos tu opinión personal al final de la nota.

Si queres ser parte de ésta Generación,
Si sentis la necesidad de hacer algo por el futuro
Si ves que nadie se hace cargo de la realidad
Si querés ayudarnos
Si queres denunciar incumplimientos de todo tipo que afecten al planeta o contaminen,
Si queres mandarnos notas, sugerencias, denuncias, fotos, y contribuir para generar Consciencia,
Si queres pertenecer a lista de e-mails y recibir más información y data mandanos un correo a:


bastadevueltas@hotmail.com

Y Jamás Te Olvides Que,

¡¡¡ENTRE TODOS, PODEMOS!!!
AYUDAME/AYUDATE/AYUDALOS


Saludos Cordiales

http://consciencia-global.blogspot.com

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No tenia ni idea de la existencia del coltan, una guerra en africa ¿hace 15 años??? no lo puedo creer. El docuymental es fuerte Quede pasmado con la publicación. se la lei a mis hijas que siempre estan desesperadas por tener el ultimo telefono y hemos quedado todos un tanto sorprendidos. Gracias una vez más por mostrsr lo que nadie muestra y por decir lo nqaue nadie dice. Solo espero que la visión nueva nos dure y que no nos olvidemos de todo en unos dias para volver a dormir como hata ayer.

Carlos

Anónimo dijo...

Buenas noches conciencia-global y lectores, coincido 100% con Carlos al reconocer que yo tampoco tenia ni idea de la vinculación de este mineral con nuestra tecnología y la huella espantosa de sangre y muerte que deja hace tantos años en un continente pobre, nuestros estupidos habitos de consumo tecnologico. Me jure no participar más de esta locura consumista y deseo que todos entiendan el trasfondo de la publicación y que puedan ver claramente la coneccion entre tus gustos y la muerte muy lejos de tu casa. Gracias y Saludos

Anónimo dijo...

sin palabras amigos. A Difundir urgente

Anónimo dijo...

WOWh egirang

Anónimo dijo...

Esto es terrible, impresionante y terribel. Cómo puede ser que nadie sepa que estas cosas pasan y que pasan de la manera en que esta relato en este articulo? como puede ser que me haya encontrado de casualidad con esta información en un blog perdido en la web??? es increible. esta informacion deberia estar disponible para TODOS LOS CONSUMIDORES DEL MUNDO QUE COMPRAMOS TELEFONOS TELEVISORES, COMPUTADORES, TODOS DEBERIAMOS TENER EL DERECHO DE SSABER ESTA TREMENDA Y HORRIBLE REALIDAD. Estoy indignsdo

Anónimo dijo...

No se enoje señor que esta información no esta disponible en ningun lugar a proposito para que usted y el resto sigan comprando basura sin culpa y que nadie sepa lo que pasa en africa. Igualmente se lo digo a usted y a todo el que lea, la información esta en todos lados, solo hay que salir a buscarla y asi usted se entera que hay detras de sus compras. pero no esperen a que la tele se los diga porque eso no va a pasar jamas, salga a buscar la informacion usted. es responsabilidad de cada uno de nosotros
Pablo

Anónimo dijo...

sin palabras