sábado, 4 de octubre de 2008

LA NACION UNIVERSAL


"... La abolición del sistema de naciones como estados soberanos independientes es el paradigma del presente, es la necesidad mundial más grande y es, a la vez, la solución a muchos de los problemas capitales de la humanidad moderna.

Es una verdad vibrante que el siglo XXI finalizará sin naciones constituidas tal como las entendemos hoy.
Para los individuos, tanto como para los pueblos, estar debidamente ubicados en su propio tiempo, es la nota clave para llevar una vida sensata en sintonía con la naturaleza y las necesidades de ese tiempo.

Si al comienzo del Siglo XX los pueblos y los gobiernos del mundo hubiesen comprendido la naturaleza y la necesidad real de su tiempo, habrían evitado que la humanidad experimentase algunos de los dolores y tormentos más grandes de su historia, como las masacres de toda índole, las luchas sin sentido, los genocidios, las divisiones nacionales y continentales, las persecuciones ideológicas, los regímenes dictatoriales e, incluso, dos guerras mundiales. Todas estas cosas tuvieron que ser depuestas y han sido remplazadas por su expresión opuesta en cada uno de los casos.

Los entonces países enfrentados en guerra se encuentran hoy unidos bajo un mismo marco institucional, geopolítico, económico y sociocultural. Las entonces naciones enemigas transitan hoy todo camino posible hacia la integración social, cultural, económica, institucional y política. Las ideologías intransigentes han dado paso a líneas de pensamiento más incluyentes, más justas y más humanas.

Durante siglos, el reloj que nos decía la hora había estado funcionando con el mismo sistema interno. Como quiera que fuese su forma externa, el reloj tenía siempre el mismo tipo de mecanismo en su interior. A veces las piezas eran de acero, a veces de oro, a veces más grandes, a veces más pequeñas; pero en todos los casos, el mismo sistema estaba allí haciendo funcionar y marcar la hora a todos los relojes del mundo.

Un día tuvo lugar un cambio de paradigma. Alguien inventó el reloj digital: un mecanismo más fino, mucho más preciso y mucho menos costoso. Ya no más el mismo sistema. No más ruedas, resortes, ejes, cuadrantes o agujas para medir el tiempo y dar la hora. El reloj digital representó, entonces, un gran cambio de paradigma. Había nacido un sistema mucho más sintético, dinámico, fiel y práctico que desplazó a todos sus predecesores.

El Presente y su Paradigma

El paradigma de hoy –del siglo XXI– no es el nacionalismo, ni el regionalismo, ni las integraciones continentales, sino directamente la Universalización: una así llamada Nación Universal –o el hábitat social de los Ciudadanos del Mundo.

Las integraciones internacionales parciales tales como la Unión Europea, al igual que las alianzas político-económicas puramente elitistas –como la que constituyen las naciones del auto-denominado “primer mundo”– han probado ser hasta hoy solamente oasis precintados de inmerecida y desproporcionada abundancia y creciente derroche masivo, que funcionan únicamente sobre la base del sometimiento y debilitamiento institucional, social, cultural, económico y político del resto de los países, regiones y continentes.

Son expresas declaraciones de guerra contra del resto del planeta; poderosos escudos de exclusión. Asociaciones delimitadas por sus etnias, creadas para beneficio de esos grupos y sostenidas sobre el sacrificio y la privación del resto de los habitantes del mundo, y la degradación y vaciamiento de los recursos naturales de sus hábitats correspondientes. Una estrategia de tipo “me salvo a mí y a mí solo” disfrazada con glamorosos trajes diplomáticos.

No existe hoy una sola pizca de humanidad en tales organizaciones, aún cuando su ideal inicial era entonces apropiado para su tiempo. No representan la necesidad de nuestro tiempo actual. Son todas concepciones de pre y postguerra basadas en el sentido de la defensa y el ataque a un enemigo y, son a su vez la expresión máxima, mejor consumada del imperialismo y el colonialismo.

Crear hoy tales asociaciones exclusivistas sólo significa crear frentes de guerra cada vez más extensos. Significa declarar al resto del mundo tu enemigo étnico, social, cultural, económico, institucional, político y espiritual. Su existencia conduce exclusivamente al absoluto colapso económico y ecológico mundial. Mantener estas asociaciones significa garantizar la destrucción masiva del mundo –lo cual las incluye a ella mismas.

La necesidad y la crisis actual del mundo son de una dimensión tan inconmensurable que solamente se pueden resolver con una medida de alcance mundial. Debemos comprender de una vez y para siempre que El Mundo es un Tema de Interés Mundial. Debemos evitar que la raza humana experimente hoy dolores y tormentos innecesarios. No debemos cometer el mismo error que cometió nuestra generación anterior hace cien años, únicamente para que al muy poco tiempo –tal como lo hicieron ellos– tomemos la senda de la dirección opuesta y, sólo luego de producir una gran destrucción y desintegración.

De ser el mundo de las mujeres y los hombres una sola y misma Nación Universal, no surgirá otra vez en ningún lugar la necesidad de tener enemigos ..."


Autor: Omar Nahúm.

Fuente:


Te gustó lo que leíste?
Querés Saber más?
Querés participar?

Dejanos tu opinión personal al final de la nota.

Si queres ser parte de ésta Generación,
Si sentis la necesidad de hacer algo por el futuro
Si ves que nadie se hace cargo de la realidad
Si querés ayudarnos
Si queres denunciar incumplimientos de todo tipo que afecten al planeta o contaminen,
Si queres mandarnos notas, sugerencias, denuncias, fotos, y contribuir para generar Consciencia,
Si queres pertenecer a lista de e-mails y recibir más información y data mandanos un mail a con tus datos a:

bastadevueltas@hotmail.com

Y Jamás Te O
lvides Que,

¡¡¡ENTRE TODOS, PODEMOS!!!
AYUDATE/AYUDAME/AYUDALOS

Saludos Cordiales
http://consciencia-global.blogspot.com/

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente articulo!!! realmente excelenteee, se podra lograr lo que planeta el autor?? sera posible?? Ojala Dios escuche y los hombres y mujeres nos despertemos..saludos
Martin Barrios (Caracas/Venezuela)

Anónimo dijo...

Hola, me llamo javier soy de mendoza, argentina y queria decirles que me parecio muy interesante la vision que plantea el articulo "nacion universal"..que se yo, nunca lo habia pensado asi y si bien me parece una utopia..elijo creer que es posible..
como hago para recibir mails de esta pagfina con mas articulos??? alguien me puede decir..saludos
sigo leyendo
muy bueno

Consciencia Global dijo...

Hola Javier, podes mandarnos un e-mail con tus datos a:
bastadevueltas@hotmail.com
generando.conciencia@gmail.com
soyy007@hotmail.com
desde ya muchas Gracias por leer y por interesarte
Te esperamos
Equipo
consciencia-global.blogspot.com

Pipi dijo...

HOLA GENTE! QUÉ BUENO SABER QUE HAY MAS Y MAS GENTE QUE SE SUMA A ÉSTE CAMBIO! LES MANDO EL BLOG DEL PROYECTO EN EL QUE ESTOY TRABAJANDO.
ABRAZOS!!
lapochocleracultural.blogspot.com